Un diagnóstico a tiempo, clave para el cáncer de próstata.

El diagnóstico precoz de este tipo de cáncer, al igual que sucede con otros, es la clave para un buen pronóstico. El cáncer de próstata es el más común entre los hombres, junto con el de pulmón y el colorrectal.

A pesar del incremento de la incidencia entre la población, la mortalidad ha disminuido gracias a los avances diagnósticos y terapéuticos.

La edad continúa siendo el factor de riesgo grave en este sentido, con más de tres cuartas partes de los diagnosticados en edades superiores a los 65 años. Los factores genéticos y ambientales también pueden jugar su papel en la aparición del cáncer, duplicándose las posibilidades si algún miembro de la familia padece o padeció problemas de este tipo.

La dieta, por supuesto, es otra de las claves para prevenir esta enfermedad. Si abusas de las grasas saturadas estarás aumentando las posibilidades de padecer la enfermedad, mientras que otros como los ácidos grasos esenciales omega-3:; los licopenos, tomate y sus derivados; carotenoides, zanahoria; selenio, nueces de brasil, marisco y pescados; los fitoestrógenos, arroz, soja, cereales y té verde; y las vitamina E, D y A.

Este tipo de enfermedad no presenta síntomas claros por lo que es recomendable una revisión periódica de como mínimo una vez al año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*