¿Qué tipos de hematospermia existen y cómo se trata?

Como ya tratamos en uno de nuestros posts anteriores, la hematospermia se produce cuando existe sangre a la hora de la eyaculación. Existen dos tipos:

  • La primaria. Se produce cuando el único síntoma es la sangre en la eyaculación y no en la orina. Aquellos que sufren de este tipo de hematospermia se les curará sin tratamiento. Por lo general, la causa de este tipo es la abstinencia sexual en un prolongado tiempo. El paciente no tiene ninguna evidencia de irritación o infección urinaria, con un examen físico normal.
  • La secundaria. El sangrado es porque otra causa lo está ocasionando: tras una biopsia de próstata, infección o cáncer urinario; o causas menos usuales como la tuberculosis, infecciones parasitarias, malformaciones vasculares, y cualquier enfermedad que afecte la coagulación de la sangre. Estos pacientes necesitarán de una evaluación urológica completa con estudios de laboratorio.

En cuanto al tratamiento de la hematospermia, para la primaria no será necesario ninguna terapia; pero para el caso de la secundaria si se recomienda la realización de unos estudios más exhaustivos.

Probablemente, la hematospermia continúa por intervalos, pero generalmente es autolimitada (se cura sin tratamiento) y no lleva con ella por si misma ningún aumento en el riesgo de alguna otra enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*