¿Qué síntomas son derivados de las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

Las enfermedades transmisión sexual (ETS), conocidas también como enfermedades venéreas, son las enfermedades más comunes de contagio a través del contacto sexual, siendo la mayoría tratables.

Aunque en ocasiones pueden ser relativamente inofensivas, también pueden llegar a ser muy dolorosas e incluso letales. Son derivadas por bacterias y virus que crecen en los entornos cálidos y húmedos dentro del cuerpo y se contagian a través de la transferencia de fluidos durante la actividad sexual: sexo vaginal, sexo anal y sexo oral. Incluso, en otras ocasiones, pueden trasmitirse por contacto con sangre infectada.

No puede transmitirse a través de un contacto casual (por ejemplo, estrechar la mano) ni de objetos como ropas o asientos de inodoros.

Los síntomas que pueden aparecer (en muchas ocasiones no los hay) por enfermedades de este tipo son:

  • Por una secreción u olor inusual de la vagina.
  • Por un dolor en el área pelviana (el área entre el ombligo y los genitales) o en el área de la ingle (el área que rodea los genitales).
  • Por ardor o comezón en los genitales.
  • Un sangrado de la vagina que no corresponde al período menstrual.
  • Cuando se sufra un dolor profundo dentro de la vagina durante las relaciones sexuales.
  • Si se produce un goteo o secreciones penianas.
  • Por llagas, bultos o ampollas cerca de los genitales, el recto o la boca.
  • Cuando se sufra un ardor y dolor al orinar o al mover los intestinos.
  • Si se realiza una micción muy frecuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*