Los tratamientos para la Criptorquidia

Como ya vimos en uno de nuestros anteriores post, la criptorquidia se denomina a la situación en que el niño se encuentra con un testículo no descendido, no llegando a su posición normal dentro del escroto. Por lo general estos testículos descienden de manera espontánea durante los primeros 3 meses de vida, aunque si esto no se produce, los niños requerirán de un tratamiento.

El momento adecuado para realizar el tratamiento de la Criptorquidia está comprendido entre los 6 y 18 meses de edad. Existen dos tipos de tratamientos:

  • Tratamiento médico. Puede llevarse a cabo un tratamiento hormonal conocido como Gonadotropina Coriónica Humana (hCG) o la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Consiste en inyectar diaria o semanalmente una dosis acorde al peso del niño, resulta un tratamiento seguro, aunque sólo tiene un éxito de 10- 15% en aquellos testículos no descendidos.
  • Tratamiento quirúrgico o orquidopexia. Esta cirugía requerirá de una anestesia general sobre el paciente, donde el niño solo pasará 24 horas hospitalizado y volverá a la vida normal a los 2 o 3 días de la operación. Supone una incisión de unos 5 a 10 cm en la región inguinal; donde se separa el testículo de los tejidos circundantes con el fin de conseguir que descienda al escroto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*