Los tratamientos no quirúrgicos para la incontinencia urinaria (I)

Se da la posibilidad que debido a que muchas de las causas que dan lugar a la incontinencia son transitorias, su reversión sea algo fácil. Pero en otros casos es necesario la intervención médica con ciertos tratamientos no quirúrgicos (mínimamente invasivos) como:

  • El control de líquidos. La cual consiste en indicar al paciente que aumente o reduzca la ingesta de líquidos. De este modo, se reduce la ingesta de cafeína, aumentando la ingesta de agua.
  • Entrenar la vejiga. Mediante una agenda los pacientes deben registrar la ingesta que realicen de líquidos, sus horas de micción y cuando se producen los accidentes urinarios. De esta manera, para aquellos pacientes que orinen con poca frecuencia se les dice que realicen una micción por tiempo, regulando así un vaciado en la vejiga y menos episodios de incontinencia.
  • Reentrenar la vejiga. Usado para pacientes con aumento de frecuencia al orinar. Para ello, se indica a los pacientes que tengan una agenda y que determinen los intervalos de micción, aumentando gradualmente el intervalo en 15 o 30 minutos por semana.

La próxima semana trataremos los ejercicios del piso pélvico y el tratamiento con medicamentos para la incontinencia urinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*