El tratamiento de la prostatitis

La prostatitis es una de las afecciones urológicas más comunes entre los varones de 50 años. Como ya vimos en uno de los post anteriores,  sus síntomas son muy variados y según el tipo de prostatitis diagnosticado, se pueden llevar a cabo distintos tratamientos:

  • Para la prostatitis aguda o tipo I el tratamiento consistirá en cefalosporinas de 2ª y 3ª generación o fluorquinolonas o aminoglucósidos por vía parenteral. En el caso de que haya obstrucción miccional, se debe añadir a lo anterior una sonda uretral o cistostomía suprapúbica.
  • El tratamiento para la prostatitis crónica bacteriana o tipo II consistirá en un tratamiento antimicrobiano oral durante 6-12 semanas con fluorquinolonas, trimetoprim o doxiciclina. Pudiendo curarse, realizando un seguimiento con controles; recaer o no mejorar, teniendo que administrar un antimicrobiano durante 6 meses.
  • Cuando el tratamiento es para el síndrome doloroso pelviano inflamatorio o tipo IIIA, consistirá en un antimicrobiano oral durante 6 semanas con  con fluorquinolonas, trimetoprim o doxiciclina. Si el paciente mejora se mantendrá el tratamiento durante 6 semanas más, mientras que si no ocurre mejoría, se cambiará a otro antimicrobiano añadiendo antiinflamatorio, alfa-bloqueantes e incluso otros fármacos.
  • Para el síndrome del dolor pelviano crónico no-inflamatorio o tipo IIIB, el tratamiento se realizará con diazepam , alfa-bloqueantes y analgésicos opiáceos, intercambiando estos últimos por antiinflamatorios no esteroideos si se produce mejoría y manteniendo alfa-bloqueantes y diazepam durante 3 meses.
  • Por último, para los casos de la prostatitis asintomática inflamatoria o tipo IV no es necesario tratamiento alguno, sólo en casos de PSA elevado o infertilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*