¿Cómo se diagnostica la prostatitis?

Siendo la afección urológica más común en varones menores de 50 años, la prostatitis se diagnostica mediante diversas pruebas:

  • Mediante el tacto rectal puede observarse si existe infección aguda por el aumento de tamaño, siendo muy sensible a la palpación, produciendo dolor e incluso la emisión de exudado purulento por el meato uretral.
  • Un cultivo fraccionado, en el cual se obtiene por separado la fracciones inicial y media de la orina. Recogiendo mediante un masaje prostático la secreción procedente de la glándula. Tras el postmasaje, se obtiene la orina restante.
  • Con el cultivo de semen se consigue una porción de origen prostático de un 30% del volumen total.
  • La citología exfoliativa prostática, que lo forma un conjunto de estudios citológicos de secreción prostática, orina postmasaje y semen.
  • Realización de ecografías, mediante las cuales podemos observar los cambios ecográficos como el aumento de la próstata, la asimetría de los lóbulos prostáticos, el incremento del diámetro de los plexos venenosos periprostáticos, entre otros.
  • Una bioquímica para estudiar el PSA o antígeno prostático específico en sangre.
  • La realización de una biopsia prostática, la respuesta inmune y el estudio urodinámico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*